viernes, 26 de agosto de 2011

mucho ojo

Mi ojo. 
Imágenes tomadas para una fiesta de disfraces surrealista, en casa de Jorge.
¿año 2000?


2 comentarios:

Guillermo dijo...

¡Cómo me gustó hacer de chófer, transformar la calabaza de mi furgoneta en una carroza y llevar a dos cenicientas a su fiesta! Aunque, bueno, sólo una tenía allí a su príncipe azul.

anda dijo...

:)
siii!qué buenos recuerdos! entonces éramos jóvenes... (y con esos disfraces casi no nos podíamos ni sentar)