martes, 2 de octubre de 2012

todo junto, por favor

Miré de reojo, como tantas otras veces, la cinta negra. Tengo el vicio inconfesable de sacar conclusiones de la vida de otros a través de su compra. Y esta vez me convencía todo. ¿Por qué la cajera tuvo que preguntar “hasta dónde”? ¿Por qué no siguió y se limitó a decir “efectivo o tarjeta”?

W.

























[Historia de W. // Dibu de Bri]

4 comentarios:

|||||||||||||||||||| dijo...

el dibu es de 'otros' también?


anda dijo...

ey!!
dibu mío, historia prestada
:)

|||||||||||||||||||| dijo...

historia muy bien ilustrada, su ilustrísima!

anda dijo...

...le dijo el maestro a la aprendiz

gracias!